Las 7 reformas necesarias para que tu piso en alquiler valga más

En un país como España donde más de la mitad de los inmuebles supera los 50 años de antigüedad, las reformas se han convertido en algo fundamental. Esto es aún más importante para los propietarios de pisos en alquiler, ya que gracias a estas se pueden lograr rentabilidades más altas de manera inmediata.

Uno de los factores principales por los que los propietarios recurren a una reforma, es para aumentar el valor de sus inmuebles o para alquilarlo con mayor rapidez. En el caso de una buena reforma, se puede lograr incluso a incrementar el valor de la renta hasta un 30%.

Esta mayor rentabilidad no siempre se consigue. Para evitar perder tu dinero en reformas que no aportan valor, te contamos cuáles son las reformas que más revalorizan tu vivienda:

Renovar el baño

baño reformado

La reforma del baño es una de las prioridades para revalorizar una casa. Dentro de las reformas de baño más comunes se encuentra: el cambio de sanitario, supresión del bidé y la sustitución de bañera por ducha. Estos últimos te permitirán no solo actualizar el baño, sino también hacerlo más amplia y accesible. El precio medio de la reforma de un baño está normalmente entre 2.000€ y 4.000€ según los cambios y los materiales utilizados.

Actualizar la cocina

cocina reformada

La actualización de la cocina es una de las reformas más valoradas por los inquilinos, pero también es una de las más caras. Una reforma integral de cocina puede costar en promedio entre 4.000 y 7.000€. dependiendo del tamaño y los materiales usados. Dentro los cambios más frecuentes están: los suelos, muebles, alicatados, mármol, iluminación y el equipamiento de electrodomésticos. También cabe valorar la apertura de la cocina al salón, especialmente en los casos en los que una de las dos estancias sea algo pequeña.

Pintar paredes y arreglar suelos

La primera impresión de un piso nos la llevamos al ver el estado de las paredes, suelos y techos. Por eso es importante pintar paredes y techos. Con los suelos se puede conservar la madera antigua poniendolo a punto con un pulido o barnizado. Si no es posible recuperarlos lo más económico es poner suelo laminado. El precio medio de pintar un piso es de unos 9€/m². En el caso del laminado el precio medio ronda los 25€m², dependiendo de la calidad del laminado.

Instalar sistemas de calefacción y refrigeración

La climatización en las viviendas es un punto muy valorado por los inquilinos, pudiendo llegar a ser esencial, sobre todo en las temporadas de verano e invierno donde la temperatura puede hacernos pasar un mal rato. Es aquí donde la instalación de un aire acondicionado o de un sistema de calefacción central juegan un papel fundamental. No tanto porque vaya a tener un impacto directo en el importe de la renta, sino porque su ausencia puede hacernos perder el interés de potenciales inquilinos, lo que demorará el tiempo en alquilar la vivienda.

Cambiar la distribución

La distribución de la vivienda es otro de los factores que revalorizan mucho la vivienda. Ganar unos metros deshaciéndote de esa habitación pequeña o de largos pasillos pueden ayudarte a dar mayor sensación de amplitud. De aquí el gran auge de las cocinas americanas, para lograr mayor amplitud tanto para la cocina como para el salón. Hay que tener en cuenta la seguridad y evitar en todo momento tocar paredes maestras. En todo caso, para cualquier trabajo de redistribución es importante pensar primero en el inquilino objetivo al que irá dirigido la vivienda. Serán diferentes los criterios para una vivienda dirigida a estudiantes, a familias o a singles.

Construir armarios empotrados

El espacio de almacenaje es muy valorado tanto por compradores como por inquilinos. Es por esto que construir armarios empotrados puede ser de gran utilidad para aprovechar el espacio y los huecos vacíos y así lograr la amplitud que con armarios normales nunca alcanzaras.

Cerrar espacios exteriores

Dependiendo del tamaño del tamaño de la vivienda, puede ser útil cerrar algún espacio exterior para incorporarlo a la vivienda. Esto puede revalorizar tu vivienda, especialmente en el caso de pisos muy pequeños que necesiten ganar metros para el salón o alguna habitación y tengan una terraza o patio de poca utilidad. Sin embargo, si se trata de una terraza con buenas vistas, no sería tan aconsejable.

 

En conclusión, son muchas las reformas que puedes realizar para aumentar el valor de tu piso de alquiler. Todo dependerá del presupuesto que tengas disponible y del estado de este. Puedes ir desde lo más complejo realizando una reforma integral, donde se hace una total redistribución y adecuación del espacio habitable, o puedes optar solo por pintar las paredes, así no invertirás mucho dinero pero lograrás que tu vivienda destaque en el mercado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.