Cambio de titular de suministros en pisos de alquiler

Cuando alquilas un piso, uno de los primeros temas que debes de tener en cuenta es el cambio de titular de los suministros (agua, luz, gas, etc.). Se trata de una tarea que, si no se hace bien, puede generar muchas molestias y una deuda importante al propietario. En este artículo te damos algunos consejos para realizar el cambio de titular de los suministros.

Por qué hay que hacer el cambio de titular de suministros

Al hacer el cambio de titular de suministros te evitas posibles conflictos tanto con las compañías como con el inquilino. Las facturas, así como las reclamaciones de pago, irán directamente al inquilino. Por lo que si hay alguna deuda pendiente, el responsable del pago será él.

Es por esto que, en el momento que firmas un contrato de alquiler con un inquilino nuevo, uno de los primeros pasos que se debe de hacer es reclamar este cambio.

Desgraciadamente, aunque el inquilino no realice el cambio ni asuma el pago de sus facturas, el propietario no podrá reclamar la rescisión del contrato de alquiler o solicitar el desahucio sólo por esa causa. Por lo tanto, si te despreocupas de este tema, podrás acabar pagando durante meses los suministros de tu inquilino o solicitando la baja del servicio, con los costes que tendrá posteriormente volver a darlos de alta.

De hecho, es recomendable añadir una cláusula en el contrato de alquiler que permita imponer una penalización al inquilino que no sea diligente en la tramitación del cambio de titular. O igualmente a aquellos que no devuelvan los suministros dados de alta y sin deuda alguna.

Qué debe saber el inquilino para hacer el cambio de suministros

La solicitud de cambio se ha de realizar por el nuevo inquilino o por una persona autorizada por él. Si llamas como propietario a las compañías suministradoras, no aceptarán que tramites el cambio aunque estés asumiendo el pago de facturas que no te corresponden.

Para hacer estos cambios, el nuevo inquilino debe llamar a las compañías suministradoras y proporcionar los datos del antiguo titular (NIF, nombre y dirección del inmueble), así como los suyos propios y los de pago. Es importante saber que para hacer este cambio, no debe haber facturas pendientes de pago.

En muchas ocasiones, sucede que el titular de los suministros es el inquilino anterior y no el actual. En ese caso debes dar los datos del antiguo inquilino al nuevo, para que pueda mencionarlos al tramitar el cambio.

Tienes que tener en cuenta que el nuevo inquilino, como titular del contrato, tiene pleno derecho a cambiarse de tarifa, incluso de comercializadora. Para elegir la mejor opción siempre es recomendable que se informe de las tarifas de cada proveedor en webs especializadas.

Cualquiera de estas gestiones no es inmediata, ya que pueden pasar entre 15 y 20 días hábiles desde el momento en que se solicita el cambio al momento que tiene lugar. Además, hay que tener en cuenta que algunas compañías suministradoras no permiten que se realice el cambio de titular hasta que finalice el ciclo de facturación. Es por ello que es importante que realices una lectura de los suministros el día de la entrega de llaves, para que así puedas refacturar al inquilino la parte correspondiente de la factura en curso.

Cómo hacer el cambio de suministros de una forma más rápida y fácil

Este trámite puede resultar bastante pesado, ya que si se decide hacer de forma telefónica, es normal que lleve entre media hora y una hora por compañía. Por otro lado, el trámite online no está instaurado en todas las compañías y, las que lo tienen, a veces piden datos que es fácil que el inquilino desconozca (cédula de habitabilidad, CUPS del contrato, etc).

Para facilitar este proceso, existen compañías que se encargan de principio a fin de este proceso de manera gratuita. Es una buena manera de asegurarse que el cambio tiene lugar de la manera más rápida y sin esfuerzo para ninguna de las partes.

Qué tener en cuenta en la devolución de la vivienda

Una vez llega la finalización del contrato, debes asegurarte que no quedan deudas pendientes con las compañías suministradoras. Para ello es importente que tramites rápidamente el cambio de titular a tu nombre.

Algunas compañías permiten hacer el cambio antes de finalizar el ciclo de facturación, y otras sólo una vez el inquilino ha pagado la factura en curso.

Para ello tienes que tener en cuenta que tienes que devolver la fianza en 1 mes desde la finalización del contrato. En ese plazo debes saber si hay alguna deuda pendiente, ya que una vez devuelta la fianza, será mucho más difícil saldarla.

¿Cómo evitar inquilinos morosos? Rentuos te ayuda

Uno de los principales temores a la hora de poner en alquiler una vivienda es tener un inquilino moroso. Éste último año el número de inquilinos morosos ha aumentado un 4%, con un impago medio de alrededor de 6.000 euros.

Cuando un inquilino deja de pagar la renta, el propietario puede proceder a desahuciar. Pero en España es un proceso muy largo, demorándose 347 días de media desde el momento en el que el inquilino deja de pagar hasta que se ejecuta el desalojo. La mayoría de desalojos que se producen son por impagos de alquiler (9.719) mientras que los causados por hipoteca son 5.371 pese a que los pisos de alquiler sólo representan 22% de las viviendas.

En este artículo te damos una serie de consejos para que evitar tener  inquilinos morosos.

¿Tiene la vivienda el precio adecuado?

La primera decisión con la que puedes disminuir el riesgo de impago es a la hora de fijar el precio de alquiler. Debes de fijar un precio razonable para atraer un número suficiente de candidatos. Si por el contrario, fijas un precio demasiado alto, disminuirán tus posibilidades de elegir al mejor candidato. Te puedes encontrar en la situación de que pasen meses sin que alquiles el piso y acabes haciéndolo al primer candidato que llegue. Eso limitará tu capacidad de filtrar a los candidatos que más te gusten. Sea por su solvencia o cualquier otro criterio.

¿Cómo comprobar si el inquilino es moroso?

En España existen varios informes de morosidad que indican si un inquilino ha sido declarado como moroso anteriormente. Por ejemplo, el Fichero de Inquilinos Morosos Score (FIM) analiza el perfil del candidato teniendo en cuenta si algún propietario ha reportado un impago. El FIM cuesta 24,95€ por consulta.

Otra herramienta que puedes utilizar es Iberchek. Muestra si el inquilino figura en la lista de inquilinos morosos de Asnef. Hay que tener en cuenta que Asnef sólo contempla los impagos sufridos y reportados por sus miembros (entidades bancarias, empresas de suministros, etc). Esta herramienta también es de pago y cuesta 29,65€. El candidato tiene que dar su consentimiento para que puedas mirar si está en Asnef.

Como acabamos de ver, las herramientas existentes hasta ahora en el mercado, sólo certificaban si alguien había sido moroso. Pero eso no da siempre una idea de la capacidad económica y la solvencia del inquilino. Puede ser que algún inquilino se vea injustamente tratado porque hace años dejó de pagar una factura telefónica por una causa razonable. O al contrario, puede que un mal pagador no salga en la lista de inquilinos morosos si nadie lo ha reportado.

¿Entonces, cómo puedo saber la solvencia real de un inquilino?

Hasta ahora, para conocer la capacidad económica de los inquilinos, se les pedía documentos como las últimas nóminas y el contrato de trabajo. Sin embargo, estos documentos son fácilmente falsificables y dan una idea muy acotada en el tiempo de los ingresos más recientes.

Es por ello que en Rentuos hemos decidido crear nuestra propia herramienta gratuita de solvencia de inquilinos. La puedes encontrar en nuestro nuevo “toolbox” llamado rentuos.app (la caja de herramientas para los propietarios). Al contrario que las listas de morosos, rentuos.app estima la solvencia en base a sus ingresos de los últimos 5 años y a la puntualidad de pago de anteriores alquileres o préstamos. Esta información la tenemos gracias a las posibilidades que brinda la regulación europea recientemente aprobada y conocida como PSD2. En base a la PSD2 podemos acceder a las transacciones bancarias del inquilino y estimar así su solvencia basándose en una foto detallada y real.

Al ofrecer esta herramienta de manera totalmente gratuita, se abren nuevas posibilidades para los propietarios. Como por ejemplo, poder priorizar los candidatos y las visitas de mayor solvencia. Así como ahorrar tiempo en papeleo o evitar riesgos de falsificaciones de documentos.

Si quieres ser uno de los primeros propietarios o agencias en probar nuestro nuevo servicio, puedes hacerlo aquí. Te agradecemos cualquier opinión o idea que tengas al respecto en hola@rentuos.app.

Consejos para alquilar un piso a estudiantes

Septiembre es uno de los meses más activos para el alquiler de vivienda a estudiantes. Al inicio de los cursos universitarios, muchos de los estudiantes están en búsqueda de su nueva residencia. De hecho, la búsqueda de pisos entre los meses de agosto a octubre incrementa un 43%.

Muchos propietarios no están convencidos de alquilar su vivienda a este tipo de inquilino. A pesar de que uno de los beneficios de hacerlo es que su morosidad suele ser baja, ya que sus padres son los que pagan sus rentas. En este artículo te damos una serie de consejos para alquilar un piso a estudiantes con la mayor rentabilidad y seguridad posible.

¿Cómo debe de ser la vivienda?

La vivienda debe de cumplir con ciertas características para que sea atractiva a los estudiantes. Generalmente buscan alquileres por un año, por lo que prefieren que la vivienda esté lista para entrar a vivir y no tener que preocuparse por temas de mudanza y buscar mobiliario. Es por ello que el piso debe estar completamente amueblado y con cocina equipada. Si tiene lavadora y lavavajillas mejor aún.

En cuanto al número de habitaciones, lo mejor es que cuente con 3-4 dormitorios. Los pisos que tienen dos habitaciones no suelen ser rentables para el mercado de pisos compartidos.

Otro factor muy importante es la ubicación de la vivienda. Los pisos que están en zonas bien comunicadas por transporte público con el centro de estudio, son las más atractivas para los estudiantes.

Lo más recomendable es que en el precio de alquiler estén incluidos los suministros (energía, agua, gas, internet). Debido a que se trata de alquileres de un año, muchos estudiantes prefieren no tener que gestionar el cambio de suministros y ponerlos a su nombre.

¿Cómo preparar el piso para alquilar a estudiantes?

Como hemos mencionado anteriormente, lo mejor es que el piso esté completamente amueblado y adecuado a sus necesidades. Lo ideal es que cada dormitorio tenga su propia zona de estudio (mesa cómoda, silla y lámpara). De ser posible, que disponga también de un estante para guardar y organizar sus libros y apuntes.

El salón y la cocina son espacios donde se comparte con el resto de inquilinos. Es por ello que es ideal que sean amplios y que estén suficientemente equipados. La cocina debe tener un refrigerador idealmente grande porque es compartido y generalmente cada estudiante utiliza un estante diferente para guardar la comida. Debe disponer también de un microondas.

¿Alquiler por habitaciones o alquiler completo?

A la hora de alquilar un piso a estudiantes, surge la duda de si es mejor alquilar el piso completo o por habitaciones. Si la vivienda se alquila por habitaciones, existe una alta rotación, y es posible que en algún momento queden libres habitaciones. Por lo que no se estará generando ingresos. Además, tendrás que hacer un contrato individual por cada nuevo estudiante, por lo que puede ser más complicado de gestionar.

En cambio, si el piso se alquila completo, se recibe una renta completa todos los meses. En caso que una de las habitaciones se quede libre, será responsabilidad de los inquilinos cubrir esa vacante, por lo que la gestión para el propietario es más sencilla. Además, el contrato de alquiler se rige por la LAU.

¿Qué garantías de pago hay?

La morosidad de este perfil de inquilino generalmente es menor porque en muchos casos son los padres quienes se hacen cargo de las rentas. Aun así, es muy importante fijar una fianza que cubra los posibles daños que se pueden causar. Por obligación se exige un mínimo de fianza equivalente a un mes de renta, aunque es recomendable solicitar un mes más.

Al margen de la fianza, es recomendable solicitar un aval personal o bancario de los padres. En caso que los padres sean los avalistas, ellos deben de firmar también el contrato de arrendamiento, indicando a qué inquilino avalan. Otra opción es adelantar el pago de renta algunos meses, pero esto no da garantías alguna que después de haber transcurrido ese tiempo, los estudiantes seguirán pagando.

¿Cómo encontrar inquilinos?

Existen diferentes portales donde los estudiantes acuden a la hora de buscar un piso o una habitación de alquiler. Entre las más populares están: badi, easypiso, yaencontre, pisos.com.

Easypiso y badi están enfocados principalmente en el alquiler de habitaciones. La publicación en estos portales no tiene ningún coste. En yaencontre y pisos.com se puede publicar tanto un piso completo como una habitación en alquiler, siendo posible publicar gratuitamente hasta dos inmuebles.

¿Cómo asegurar la rentabilidad de un piso en alquiler?

Este artículo ha aparecido anteriormente en el blog de enalquiler.com

¿Cómo asegurar la rentabilidad de un piso en alquiler?

La rentabilidad bruta de las viviendas en alquiler en España ronda el 4%. Muy apetecible. Pero diversos riesgos pueden reducir esa rentabilidad hasta en un 90%. ¿Cuáles son y cómo evitarlos? A continuación lo explicamos.

La rentabilidad media bruta de las viviendas de alquiler en España es del 4,2% anual según datos del Banco de España. Sin embargo, esa rentabilidad se puede ver muy mermada a causa de los principales riesgos del inversor inmobiliario: sufrir un impago, tener períodos prolongados con el piso sin alquilar y tener que afrontar reparaciones imprevistas. Estos riesgos pueden suponer una merma de la rentabilidad bruta de entre el 15% y el 90%, dejando la rentabilidad real neta por alquiler entre el 3,6% y el 0,4%.

Hay diversas propuestas en el mercado que ayudan a mitigar alguno de esos riesgos y que están cada vez más extendidas: los seguros de impago, las empresas de alquiler seguro y, recientemente, han surgido nuevas iniciativas proptech que -apoyadas en el uso de nuevas tecnologías- cubren la totalidad de los mismos como es el caso de Rentuos.

Por qué Rentuos garantiza la rentabilidad de tu alquiler

Rentuos alquila y gestiona pisos de alquiler garantizando al propietario el cobro de la renta desde el primer día independientemente de que se sufra ninguno de los imprevistos mencionados.

  • Consigue inquilinos fiables y solventes – si el inquilino da algún problema, Rentuos responde por él.
  • Cobra el alquiler de forma puntual – Rentuos paga cada mes. Tanto si el inquilino se retrasa en el pago como si el piso se ha quedado vacío. Rentuos es el único proveedor en España que ofrece esa garantía durante el tiempo que se busca un nuevo inquilino.
  • Gestiona y asume los gastos del alquiler – Rentuos se encarga de principio a fin de cualquier incidencia que pueda surgir en la vivienda. Sin que el propietario tenga que pagar nada por los arreglos ni realizar ninguna gestión.

Qué ahorro supone Rentuos

  • Si hay un impago del alquiler – El tiempo medio de un desahucio en España está por encima de los 8 meses. Eso conlleva que el importe medio adeudado en pisos de alquiler ascienda a 6.400€ según el Fichero de Inquilinos Morosos (FIM). Para el 4,5% de los propietarios que sufren un impago al año -atendiendo a estimaciones de Mapfre- esto representa una caída media de la rentabilidad bruta del 75%.
  • Si el piso queda vacío – Según un estudio realizado por la socimi VBARE, el tiempo que se necesita para alquilar una vivienda ronda entre los 3 y 4 meses de media en España. Teniendo en cuenta que la duración real de un contrato de alquiler ronda los 30 meses, quiere decir que un piso de alquiler está un 10% del tiempo desocupado. Esto supone consiguientemente un 10% menos de ingresos a descontar a la rentabilidad bruta.
  • Si surgen gastos de mantenimiento – Los gastos de mantenimiento son tan diversos como inesperados. Un cambio de caldera puede suponer 1.500€, el cambio de un electrodoméstico roto 500€, o dar una mano de pintura tras la finalización de un contrato, 900€. Es fácil que, por diversas reparaciones, el coste de mantenimiento de un piso ascienda a 400€/año, lo que supone un 5-6% de la rentabilidad bruta.

Cómo compara Rentuos con otras opciones de alquiler seguro

Gracias a Rentuos el propietario sigue cobrando su renta:

  • tanto en caso de impago hasta la resolución de la sentencia de desahucio,
  • como durante los períodos de desocupación hasta encontrar un nuevo inquilino solvente,
  • como en caso de que haya que afrontar gastos de mantenimiento del piso.
    comparativa rentuos vs alquiler seguroY es que Rentuos no sólo se encarga de la búsqueda de inquilino y de la gestión de incidencias tal y como hacen otros gestores de propiedades, sino que también permite al propietario despreocuparse de la rentabilidad de su inversión sabiendo con seguridad la renta que va a obtener por su piso de alquiler, pase lo que pase.

¿Quieres saber más? Pulsa aquí
o llama al 93 515 25 88